8 tiros al poste y 5 penaltis fallados, dicen claramente lo sucedido en el partido. Un Rasoeiro que en casa es fuerte llevó el ritmo del partido y solamente dejó acercarse al Boya a dos goles en el minuto 45, después de un primer tiempo para olvidar en donde los de Camariñas no fueron capaces de marcar en 12 minutos, entre el minuto 15 y el 27. Un serio traspiés, que hace perder la ventaja en la clasificación, dejando todo para este fin de semana con doble jornada en Camariñas, El Viernes contra el Teucro (partido aplazado por mal estado de la pista) y el sábado contra el Culleredo. El Pabellón o Areal de Camariñas será testigo de las posibilidades del equipo en donde en un fin de semana vibrante nos dirá cuales son nuestras opciones. Esperamos que se llene el pabellón para estos dos partidos.

FOTO: Rosario Gondar Rey

Engadir un comentario