5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Luke Pittard, un británico que ganó 1,3 millones de libras (1,6 millones de euros) en la Lotería Nacional del Reino Unido, ha vuelto a trabajar a un McDolnald porque echaba de menos a sus colegas. Pittard, de 25 años, trabajaba de camarero con su novia Emma Cox, de 29, en un restaurante de la famosa cadena de hamburgueserías en Cardiff (Gales) en julio de 2006, cuando la fortuna llamó a su puerta con el citado premio. La pareja de nuevos millonarios colgó entonces sus uniformes de McDonald y se retiró a disfrutar de la vida con su hija Chloe, de 3 años. Luke y Emma celebraron un boda por todo lo alto y se pagaron unas vacaciones de lujo en las Islas Canarias (España). Sin embargo, la novedad de sentirse millonario se ha esfumado veintiún meses después y Luke ha decidido volver al McDonald porque añora a sus compañeros. El peculiar afortunado cobra 5,85 libras por hora (7,5 euros) en el restaurante. Emma apoya sin reservas a su esposo: "Le entiendo perfectamente. Ambos disfrutamos trabajando en McDonald y aún tenemos buenos amigos ahí".

Vostede non ten permisos para comentar nesta noticia.