5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Una mujer china ha obligado a su novio a hacerse una operación reductora en los pechos porque tenía más que ella. Le amenazó con terminar la relación si no lo hacía y los médicos le succionaron 200 mililitros de grasa de los pechos. En esta época en la que los complejos se pueden arreglar a base de bisturí, la joven china Xiao Feng descubrió la otra cara de la misma moneda: no es que la mujer tenga poco pecho, sino que los que me rodean tienen demasiado. Y en la ecuación perdió su novio, que al parecer tenía unos pechos bárbaros. Xiao amenazó a su compañero Zhang con terminar la relación. Según explicó él "cuando salíamos ella se sentía avergonzada porque mis pechos llamaban mucho más la atención que los de ella". Los doctores del Hospital de la Universidad Médica de Chongqing le succionaron a Zhang más de 200 mililitros de grasa de los pechos.

Engadir un comentario