Un pasajero a bordo de un avión de la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair fue obligado a desembarcar después de que "molestara" a la azafata que estaba explicando las medidas de seguridad hablando con un tono de voz demasiado alto, según señala la prensa italiana. Los hechos ocurrieron el pasado domingo, cuando un médico italiano que vive en Londres embarcó en un avión junto con su hijo de ocho años para realizar el trayecto entre Alguero y Londres-Stansted. Pero mientras la azafata explicaba las medidas de seguridad el viajero se puso a hablar y reír. Ante las acusaciones de la tripulante, el pasajero alegó que "conocía de memoria los procedimiento de emergencia y que viajaba tan a menudo que no le hacía falta prestar atención". La discusión acabó con el piloto llamando a la Policía del aeropuerto para obligar al médico y a su hijo a desembarcar del avión. Aún así, el pasajero consiguió viajar a Londres el lunes y se personó en los oficinas de la Policía del aeródromo, donde aseguró que denunciaría el incidente tanto ante las autoridades británicas como ante las italianas. Sólo se tranquilizó cuando consiguieron embarcarle en un vuelo con destino Turín. Por otra parte, Ryanair indicó que durante las demostraciones de seguridad el pasaje tiene que ser "respetuoso", ya que "los que no respetan las normas de seguridad ponen en peligro al resto de pasajeros". Los periódicos italianos recordaron el último incidente con el grupo de músicos 'Caribbean Steel International', que fueron obligados a desembarcar por ser sospechosos terroristas y que fueron recientemente indemnizados con 1.500 euros cada uno, tras la sentencia de un tribunal de Londres.

Engadir un comentario