1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Un grupo de la Real Liga Naval Española localizó el pecio de un galeón del siglo XVI a cuatro millas al suroeste del puerto de Santa Mariña, en el municipio de Camariñas y en plena Costa da Morte coruñesa. El hallazgo se produjo tras el descubrimiento entre sus redes por parte de una embarcación de la zona dedicada al arte del miño de un trozo de ánfora y una pieza metálica, que podría ser una espada muy deteriorada, por lo que un miembro de la tripulación dio parte a miembros de la citada entidad. La delegación de la Real Liga Naval Española en la Costa da Morte con ayuda de un colaborador desplazó a dos miembros al lugar indicado, comprobando que uno de los restos se trataba de una ánfora o tinaja de las usadas e los galeones españoles de los siglos XVI y XVII, muchas de ellas elaboradas en Buño. El trozo inferior de la tinaja de barro conserva esmalte en su interior al estar enterrada en arena. Es un fragmento de ánfora de pie plano con una base de 13 centímetros y un diámetro en su parte central de 28 centímetros, y un grosor de su pared de 9 milímetros. La olla podría tener más de 40 centímetros de altura en perfecto estado. Podría pertenecer a la urca Ángel Gabriel de 350 toneladas.

Además en el punto de los hechos se localizó un pecio antiguo con depósito de piezas de cerámica e indicios de cañones, en una zona en donde algunas embarcaciones suelen pescar rape, raya y juliana, conocida como O Limpo, ya que se trata de un área de arenas, en las que estaría enterrado el galeón. El buzo Angel Samuel Herrera y el delegado de la RLNE en la Costa da Morte Rafael Lema fueron los localizadores del pecio, que era hasta ahora desconocido. El grupo participo el hallazgo al delegado regional de la RLNE José Manuel Pato para llevar a cabo las gestiones pertinentes para la protección del pecio o posibles actuaciones futuras.

Por las particularidades de la zona y los indicios de los restos es posible que se trate de un galeón español de guerra por lo que en principio desde la entidad atribuyen el pecio a uno de los 25 galeones, urcas y pataches perdidos el 28 de octubre de 1596 por el almirante Martín Padilla a su paso por Fisterra, cuando se dirigía a A Coruña para formar parte de una armada de apoyo a la cusa irlandesa contra Inglaterra reinando Felipe II. En esa desgracia se perdieron 1723 hombres. Se cree que los barcos franceses El Francés y El Delfín de Olona se perdieron en las costas de Camariñas, lo que podría ser una referencia para el pecio hallado. Otros barcos perdidos con toda su gente en el área de cabo Vilán son el Jonás, La Vaca y el Ángel Gabriel. Este último el mayor del grupo, una urca de 350 toneladas, con 174 muertos entre soldados y marinos. Desde de la RLNE apuntan a este barco como el que tiene mas posibilidades de adscribirse al pecio hallado.

La Armada de Padilla la conformaban más de 60 barcos, y de ellos se perdieron en la Costa da Morte: galeón Santiago, La Esperanza, galeón San Pedro y Santiago (Portugal), Galizabra (Portugal), nao Anunciada (Portugal), galeón Capitana de Ivella, galizabra Santa Cruz, Ángel de Zacumbelum, Morion, Jonás el Grande, David de Pedro Frías, Charrúa de Ocar, Saetía Marsellesa, Ángel de Henrique Fenis, Sansón el Pequeño, Santiago de Pedro Lines, San Pedro de Sevilla, Santiago da Terceira (Portugal), Mezmán, El Domingo (irlandés), Ángel Gabriel de Paulo Viera, La Vaca de Pedro Juan, Jonás el Pequeño, El Francés de Olona (francés), El Delfín de Olona (francés). El 28 de octubre de 1596. sucedió el mayor desastre marino de nuestra costa, con la pérdida de parte de esta armada formada por galeón, urcas, naos, pataches y galizabras españolas, portuguesa, francesas, e irlandesas. 1.723 muertos de 3.425 marineros embarcados fueron las víctimas, muchas enterrados en los dos grandes arenales de Fisterra. Sobre algunos de los pecios del seno de Corcubión se están llevando a cabo trabajos de investigación y catalogación. El galeón San Jerónimo en cabo Cee fue objeto de una intervención arqueológica y parte de sus efectos e pueden ver en el museo coruñés del castillo de San Antón.

Engadir un comentario