4.5 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (4 Votes)
Un hombre cuya esposa murió por una descarga eléctrica tras hacer el amor puede ser acusado de homicidio involuntario, según ha revelado la Policía del estado de Pensilvania. Kirsten Taylor, de 29 años, fue encontrada la semana pasada inconsciente en la vivienda de la pareja y murió tras ser llevada a un hospital por la Policía. Su esposo, Toby Taylor, de 37 años, reveló en una declaración jurada que la mujer había sufrido una descarga cuando se secaba el cabello. Sin embargo, quemaduras descubiertas en el cuerpo de Kirsten indicaron que era imposible que eso hubiese ocurrido, según la versión de su esposo. La Policía informó de que, posteriormente, el hombre admitió que había conectado un cable al cuerpo de su mujer, en una práctica habitual en la pareja que hasta entonces no les había ocasionado problemas.

Vostede non ten permisos para comentar nesta noticia.