5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (3 Votes)
A partir de ahora, a los niños traviesos se les amenazará con mandarles a Siberia. El caso es que un adolescente alemán de 16 años pasará nueve meses en ese país para ser rehabilitado de su fuerte carácter agresivo. Según el director del Departamento de Asuntos Sociales y Juveniles de la ciudad alemana Giessen, el chico, al que ha descrito como "patológicamente agresivo", tiene un comportamiento "extremadamente violento", tanto en el colegio como en casa, llegando incluso a atacar a su madre. Por eso, los servicios juveniles han querido tratar este "caso extremo" con dureza y mandar al adolescente nada menos que a Siberia, donde recibirá un tratamiento adicional y, además, vivirá "una experiencia educacional intensiva". Esta claro que lo que el adolescente seguramente pasará será frío.

Engadir un comentario