1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Una fuente pública de piedra de Camariñas conserva una losa con un curioso grabado de una vieira. Todo apunta a que se trata de una escultura aprovechada de las ruinas de la desaparecida iglesia parroquial de San Xurxo de Buría, derribada completamente en la primera mitad del siglo XIX. La pieza respondería a un trabajo del gótico marinero y es uno de los restos del templo que se pueden ver en varios puntos de la villa, por ejemplo en panteones del cementerio vecinal o en las fachadas de casas en el casco antiguo, como en la plaza de Colón. El lugar del hallazgo está próximo a la zona de O Calvario en donde se ubicaba el antiguo templo.

La lápida ha sido descubierta por voluntarios y amigos del senderismo del colectivo PX de Ponte do Porto que los fines de semanas están realizando un trabajo de campo para localizar elementos del patrimonio perdido en la ría, tras ponerlos en la pista el párroco local Eduardo Puga, otro entusiasta de los restos históricos. La piedra estuvo tumbada al lado de la fuente y hace 25 años al ser restaurada ésta, unos albañiles le dieron la vuelta, comprobando que tenía una bella imagen esculpida, aunque desgastada, por ello decidieron reubicarla en el frente de la fuente. Debido a las ampliaciones de la vía, el camino fue subiendo de nivel y hoy una capa de asfalto cubre la mitad de este resto patrimonial del perdido templo, que pese a contar con este motivo de tradición compostelana pertenecía al obispado de Mondoñedo.

En el siglo XVIII por la aportación del indiano Domingo Antonio Rodríguez Canosa se construyó un nuevo edificio neoclásico, consagrado en 1796, con las obras concluidas en 1805, quedando el anteiror abandonado en la zona e O Calvario, muy cerca del atrio actual. De la vieja iglesia salieron piedras para el nuevo templo y el cementerio, construyéndose finalmente una casa encima, perdiéndose sobre 1835.

Engadir un comentario